Cuál es el origen del Día de Todos los Santos

Durante los días previos y posteriores al 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, celebramos la honra a nuestros difuntos con visitas y depositando flores como homenaje y recuerdo sobre la tumba de los que ya no están. El día 1 es el que se realiza la visita a los cementerios y en las iglesias se ofician misas en memoria de los seres queridos. Pero, ¿cuál es el origen del Día de Todos los Santos?

Remontándonos al pasado, las iglesia primitiva acostumbraba a celebrar el aniversario de la muerte de los mártires. Normalmente los mártires morían el mismo día, lo que condujo a una celebración común. Durante la etapa como emperador de Diocleciano se produjo la Gran Persecución, quizás la más sangrienta persecución a los cristianos durante todo el Imperio romano, llegando a ser tan grande el número de mártires que la propia Iglesia estableció un día para venerarlos a todos.

Años más tarde el papa Gregorio III  consagró una capilla en la Basílica de San Pedro a todos los santos y fijó el aniversario para el 1 de noviembre.  Siendo Gregorio IV quien finalmente extendió la celebración del 1 de noviembre a toda la Iglesia, a mediados del siglo IX. Y esta costumbre ha seguido celebrándose a lo largo de la historia hasta el día de hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.