La cremación o el entierro: ¿Qué es más contaminante?

Ahora y en la hora de nuestra muerte, reciclar. Incluso en el último momento, frente a la última decisión de todas, podemos elegir la forma que menos daño haga a nuestro planeta y, por ende, a las personas que en él viven. Elegir entre la cremación y el entierro parece una opción moral y en esa elección va mucho más. Por ello, desde Tanatorio Bizkaia te queremos acercar los diferentes aspectos contaminantes de ambos procesos para que puedas saber cuál de ellos es más contaminante y porqué.

En primer lugar, vamos a referirnos al entierro y a sus múltiples condiciones como elemento contaminante de nuestro planeta. Desde el ataúd, que además de su contaminación a raíz del barniz, a nivel global supone en producción un retroceso de 7,3 millones de hectáreas de bosques menos en el mundo, y que supone que por 10 hectáreas de cementerio podríamos construir más de 40 viviendas. Además, además de la descomposición lenta de nuestro cuerpo, de más de 15 años, los materiales que utilizan con nosotros al embalsamarnos tienen un profundo efecto contaminante, dado que se usa componentes como el mercurio, el arsénico o el formaldehído, considerado por la OMS como cancerígeno y que supone un efecto nocivo para el suelo.

Por otro lado tenemos la cremación, en la que pasará nuestro cuerpo a ser ceniza a temperaturas máximas de casi 1000 grados Celsius a lo largo de un proceso de horas en el que se liberarán gases de combustión canalizados por la atmósfera, generando vapor de agua, monóxido de carbono y dióxido de azufre, contribuyendo a los gases de efecto invernadero, y liberando además entre 0,8 y 5,9 gramos de mercurio, liberándose cerca del 75% de este material al aire, mientras que el resto se conduce al suelo y al agua, pudiendo generar daños al sistema nervioso central del ser humano.

¿Y tú? ¿Con cuál te quedas?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.