Los cipreses y su relación con los cementerios

Cuando fallece un ser querido, nuestro dolor torna a veces tan profundo que el duelo permanece en el tiempo, algo que tiene su eco en los elementos que conforman el cementerio y es que en esta ocasión desde Tanatorio Bizkaia queremos hablarte de los cipreses y su relación con los cementerios.

¿Conoces de donde viene el nombre ciprés? Según la mitología griega, Cipariso, cuyo nombre se traduce como ciprés, era un joven que tenía un ciervo sagrado que le había regalado Apolo, al que quería enormemente y que, en un infortunio acabó matando al equivocarlo con otro ciervo en una jornada de caza. Sumido en el dolor, Cipariso pidió a Apolo que le permitiera llorarlo eternamente, algo que le dios escuchó y le concedió, transformándole en árbol, siendo relacionado de esta forma este tipo de árbol, denominado árbol de la tristeza, como la representación del duelo y la pérdida de los seres queridos.

Pero cabe destacar además que, superando la mitología en este aspecto, es importante señalar que los cipreses son un árbol idóneo para los cementerios, dado que se trata de un tipo de árbol que crece de forma vertical, es decir, que no se extiende, lo que unido a que no requiere apenas cuidado, aporta un aspecto solemne y estético al cementerio y corta el viento para hacer del camposanto un lugar de sosiego y paz, convierten a éste en la opción extendida y elegida a lo largo de cementerios de todo el mundo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.