Maquillaje y cuidados para el último adiós: Tanatopraxia y tanatoestética

Durante el último adiós a un familiar o amigo fallecido, es de vital importancia el aspecto que vemos de él o ella. La muerte no es cuidadosa con nuestro cuerpo y la palidez y la rigidez de la piel y los labios son un duro golpe para nuestra percepción del ser querido. Por ello, desde hace siglos existen las figuras de los profesionales del arte funerario que realizan el maquillaje y los cuidados para el último adiós de nuestros seres queridos, y que se engloban dentro de las disciplinas de la tanatopraxia y la tanatoestética, dos técnicas que queremos explicarte desde Tanatorio Bizkaia.

La tanatoestética es una subactividad de la tanatopraxia, que es el conjunto de técnicas que sirven para conservar el aspecto del cuerpo del difunto para el velatorio, ya sea a través del embalsamiento, la higienización, la conservación, la restauración, la reconstrucción o el cuidado estético, que sería el conjunto de técnicas que hacen la tanatoestética, y es que, por ejemplo, si un familiar sufre un accidente y su cuerpo queda dañado, será labor del tanatopractor la de reconstruir el cuerpo, desinfectarlo y dar un aspecto adecuado para que la familia pueda verlo, despedirse y sobrellevar mucho mejor el daño recibido a encontrarse la imagen real.

La tantatoestética se encarga de unas principales acciones de cuidados estéticos, tales como:

  • Afeitar el rostro
  • Dotar de rubor el cuerpo y el rostro
  • Arreglar sus uñas
  • Preparar el cabello y peinarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.