¿Sabes qué es el juicio del féretro?

Para hablarte de esta creencia tenemos que remontarnos a los tiempos comprendidos entre los años del siglo XII y XIX, cuando en pueblos y ciudades se tenía la creencia de que las víctimas de asesinatos ocultos tenían la capacidad de pedir justicia e identificar a su asesino, mediante el brote de sangre o la supuración de sus heridas en presencia del culpable, mientras tenía lugar el juicio por el crimen.  

El mismísimo rey de Inglaterra Jacobo I fue uno de los defensores de esta creencia, y no solo de esta. En la época se creía en los milagros de los juicios. ¿Qué verían las personas de esta época para estar tan convencidas del poder de los mismo? La justicia divina que obraba milagros.

Por buscar una explicación a esta fe, podemos apuntar que es posible que cuando una persona muere se produce una fase de descomposición. En este momento el cuerpo del difunto produce un líquido conocido como líquido de purga que se acumula en los pulmones. Es este líquido el que puede brotar por la nariz y otros orificios del cuerpo, lo que podría hacer pensar que el cuerpo pedía justicia.

Lo más curioso es que eran los cadáveres del genero masculino los que tenían derecho a pedir justicia. Su credibilidad estaba muy por encima de la de las mujeres, incluso una vez muertos.

En la fecha en la que Cristóbal Colón llego al Nuevo Mundo en el momento en el que el renacimiento estaba en plena floración, aún se confiaba en los milagros y la magia de este tipo de juicios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.