¿Sigue existiendo la figura del albacea?

El albacea es la figura que recrea la persona encargada por un testador o juez, que se encarga de cumplir la última voluntad de una persona que ha fallecido.

En la actualidad, podemos diferenciar cuatro tipos de albacea:

El albacea testamentario es aquel que ha sido nombrado por el fallecido en el mismo testamento. Si hacemos referencia al albacea dativo nos referimos al caso en el que no existe albacea testamentario ni legitimo y es nombrado por juez.

Por su parte, el albacea legítimo es la figura del albacea cuando no hay ni testamento ni es nombrado por un juez, solo se encarga de cumplir la voluntad del fallecido, es decir, compete por derecho.

Por último, hablamos del albacea universal, esta figura tiene el poder de cumplir todas las exigencias que el fallecido ha plasmado en su certificado de últimas voluntades y/o testamento.

La figura del albaceazgo no tiene asignado un sueldo por ley, es un cargo gratuito, aunque es cierto que, en ocasiones, puede recibir una compensación económica como forma de recompensar el trabajo realizado, siempre y cuando no perjudique ni condicione su función.

Una de las claves que nos puede indicar si la persona que ha fallecido ha otorgado el cargo de albacea a alguna persona en concreto es a través del certificado de últimas voluntades que podemos pedir 15 días después de la fecha del fallecimiento de nuestro ser querido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.